Fresas

La temporada de la fresa se extiende de marzo a mayo, mientras que la del fresón, sobre todo si es de invernadero, se amplía de enero a junio.
Dado que se trata de una fruta muy delicada, a la hora de elegirlas, hemos de comprobar que estén enteras, sin golpes ni magulladuras y que las hojas estén verdes.

Descripción

Se trata de una planta herbácea, que pertenece a la familia de las rosáceas, de tallo rastrero. Es una fruta que crece en grupos de tres en el tallo de una planta baja y al momento de madurar, cambia del color blanco verdoso a su característico rojo intenso.

La fresa es uno de los frutos rojos más populares en España, porque a su delicioso sabor se añaden sus reconocidas propiedades nutricionales. Se trata de una fruta muy rica en antioxidantes, fibra y minerales que aporta flavonoides y vitaminas y que tiene un bajo contenido en azúcares y calorías, por lo que encajan bien en la mayoría de las dietas.

La temporada de la fresa se extiende de marzo a mayo, mientras que la del fresón, sobre todo si es de invernadero, se amplía de enero a junio.

Dado que se trata de una fruta muy delicada, a la hora de elegirlas, hemos de comprobar que estén enteras, sin golpes ni magulladuras y que las hojas estén verdes. Deben guardarse rapidamente en la nevera, si queremos mantener todas sus propiedades y no se echen a perder en poco tiempo.

Entre las variedades mas destacadas de fresas, tenemos:

  • Reina de los valles:es la fresa predominante en el mercado español. Sus frutos son pequeños, de color rojo blanquecino a rojo brillante. Su pulpa es de sabor dulce y aromático.
  • Camarosa:se trata de la variedad de mayor cultivo de fresón. Este fruto grande de origen californiano es muy precoz, de color extremadamente brillante y de buen sabor y firmeza.

Otras variedades de fresones son: Tudla, Oso grande, Cartuno, Carisma, Irwing, Pájaro, Selva.

Antes de su consumo o antes de emplearlas para cocinar, se debe eliminar la parte verde y lavarlas con agua abundante

Su exquisito sabor la convierte en pieza clave para diferentes recetas de postres, o en un ingrediente secundario de entradas y platos fuertes. Con su rojo intenso y su tallo verde, es una de las más frutas más populares.

La fresa, puede consumirse, sin ningún tipo de preparación o bien, cocinarlas de una manera especial, porque solo necesitamos lavarla con agua. Con esto disfrutaremos de todas las propiedades de la fresa, de una manera directa, natural y fresca.

Existen muchas maneras de comer las fresas, no solo de un mordisco luego de lavarlas, sino en diferentes recetas que conocemos muy bien, porque esta fruta se encuentra en diferentes postres, en las ensaladas de frutas, en los pasteles, o simplemente servidas en un plato con leche condensada.

Abrir chat
Powered by