Mango

Al seleccionarlo, debe comprobar que sea flexible al tacto pero sin chafarse bajo la presión del dedo y que desprendan un buen aroma.

Si se compran excesivamente verdes, la fruta no madurará correctamente. Si por el contrario presentan grandes zonas negras, esto puede ser indicativo de que ya están pasados.

Descripción

Por su exquisito y peculiar sabor es considerado como el rey de las frutas tropicales. El árbol puede alcanzar hasta treinta metros de altura y sus frutos son ovales, alargados, en forma de riñón o corazón. La pulpa es de color amarillo anaranjado, dulce, jugosa y muy sabrosa. Presenta un sabor y una textura muy diferentes al resto de frutas de mesa considerándose la fruta tropical por excelencia.

Indios: su sabor a trementina es muy marcado y dulce. La longitud de las fibras y el color de la piel es muy variable, de roja a muy roja.

Indochinos y Filipinos: Son muy dulces, sin fibra ni sabor a trementina. La piel es verde amarillenta.

Florida: la variedad Haden es de piel color rojo y alta resistencia, muy importante para su transporte y con un contenido de ácidos orgánicos alto.

Podemos encontrar mango durante todo el año, ya que los diferentes países productores producen cosechas en épocas distintas aunque su mejor época en nuestro país es en invierno.

La exportación no es más abundante por tratarse de una fruta muy delicada que no soporta bien las condiciones de transporte.

Al seleccionarlo, debe comprobar que sea flexible al tacto pero sin chafarse bajo la presión del dedo y que desprendan un buen aroma.

Si se compran excesivamente verdes, la fruta no madurará correctamente. Si por el contrario presentan grandes zonas negras, esto puede ser indicativo de que ya están pasados.

El mango que aún está verde puede refrigerarse para retrasar su maduración, pudiendo mantenerse en buenas condiciones hasta 27 días si se somete a temperaturas de 8ºC. Si se desea que madure, debe dejarse a temperatura ambiente para que alcance el punto de sazón, a partir de lo cual se ha de consumir en un plazo máximo de 5 días.

El mejor sabor del mango se consigue cuando está maduro por lo que al consumirlo es importante que estén ligeramente blandos y que desprendan un buen aroma. El color de la piel no es un indicador de madurez.

Si la pulpa presenta un color naranja indicara que este ha alcanzado el punto de madurez perfecto para su consumo. A medida que la fruta va madurando, disminuye la firmeza de la pulpa, esta se puede emplear para elaborar mermeladas, confituras, gelatinas, batidos y zumos.

La carne de los mangos puede oscurecerse y para evitarlo, podemos conservarla a bajas temperaturas, sumergirla cortada en jarabe de glucosa o bien, cubrir la fruta con jugo de limón.

Abrir chat
Powered by