Manzana

Al elegir manzanas para su conservación es importante que estas mantengan el peciolo y no tengan marcas o agujeros para evitar posibles ataques de hongos.

Lo más recomendable para conservarlas es utilizar aquellas que tengan la piel y la carne más dura ya que se conservaran mejor que las que tiene la piel más blanda y tiene mayor jugo.

Descripción

La manzana es el fruto del manzano, su piel puede ser de color verde, amarilla o rojiza, y la pulpa, harinosa o crujiente, su sabor varía entre el agrio y el dulce. En su interior encontramos varias semillas de color marrón oscuro.

Es uno de los frutos más consumidos en el mundo. La gran cantidad de variedades existentes hacen que se encuentren al alcance del consumidor durante todo el año.

España es uno de los principales países productores de manzana, con una producción aproximada de 651.000 toneladas al año, contando con dos denominaciones de calidad: la DOP Manzana del Bierzo y IGP Manzana de Girona.

En lo que se refiere al valor nutritivo o nutricional, el 85% de su composición es agua, y la mayor parte de sus azúcares derivan de la fructosa, aunque en menor cantidad tiene glucosa y sacarosa.

Aporta escasa cantidad de vitamina C, aunque también aporta vitamina E. En lo que respecta a los minerales destaca su contenido en potasio.

Su contenido calórico es bajo, dado que 100 gramos de manzana aportan solo unas 50 calorías.

Se conocen más de mil variedades de manzanas, pero las más cultivadas en España son según el color de la piel:

  • Piel amarilla: Golden, Gala y Reineta.
  • Piel verde: Granny Smith y Verde Doncella.
  • Piel roja: Early Red One, Red Delicious y Starking

Las variedades mas conocidas son

Royal Gala: que podemos encontrar con facilidad en supermercados, color entre rojo y anaranjado con toques amarillos.

Golden Supreme: Se trata de una variedad de manzana de color verde y su recolección es de las más tempranas empezando en Agosto hasta Noviembre.

Golden Delicious: esta variedad es de las más cultivadas en todo el mundo. Podremos encontrarla desde Septiembre hasta Agosto del año siguiente. Su color es verde sobre amarillo y su sabor es dulce y aromático.

La manzana podemos consumirla cruda o bien, asada o cocida, lo cual da mucho juego en la cocina.

No sólo sirve para hacer tartas en la cocina dulce o para acompañar el foie en la cocina salada, quien no ha disfrutado de una manzana comiéndola a bocados y para escuchar su crujir y disfrutar de su jugo y frescor, tan dulce o ácido como deseemos.

Podemos elegir entre una gran variedad de manzanas con distintas características, dulces, agridulces, ácidas, aunque todas las variedades se pueden someter a un método de cocción, las hay que mantienen más el cuerpo y las que casi se deshacen.

Cada variedad nos proporcionará un resultado diferente, encontrar trocitos que podremos masticar en las variedades mas duras o la cremosidad y jugosidad de las más tiernas que casi se integran como una mermelada en la masa horneada. A la hora de combinar con un alimento graso es preferible elegir variedades menos dulces, y si se quiere suavizar un puré, se puede elegir cualquier variedad, incorporándola cruda.

Al elegir manzanas para su conservación es importante que estas mantengan el peciolo y no tengan marcas o agujeros para evitar posibles ataques de hongos.

Lo más recomendable para conservarlas es utilizar aquellas que tengan la piel y la carne más dura ya que se conservaran mejor que las que tiene la piel más blanda y tiene mayor jugo.

Se recomienda envolverlas en papel de periódico y dejarlas en cestas o cajas que tengan huecos para que pase el aire. Además deberemos dejar espacio entre ellas y mantenerlas en zonas que no sean excesivamente secas ni húmedas. En cuanto a la temperatura, deberá ser fresca, sin superar los 10 grados, así podremos conservarlas durante 2 o 3 meses.

Abrir chat
Powered by