Platano de Canarias

El plátano de canarias ofrece un inmejorable sabor y aroma y es muy característico por su inconfundibles pintas negras en la piel. La pulpa ofrece una textura compacta y blanda a la vez.

“A finales de 2013, el Plátano de Canarias recibió el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP) convirtiéndose en el único plátano del mundo que cuenta con este reconocimiento, como un producto único y de calidad”

Descripción

El plátano, se trata de una fruta tropical procedente del árbol que recibe el mismo nombre, banano o platanera y perteneciente a la familia de las Musáceas y al género Musa.

Para las mejores condiciones de cultivo, el plátano necesita se cumplan una serie de requisitos: buena luminosidad, bastante humedad y una temperatura aproximada de 25ºC.

Desde la siembra de la planta madre hasta la emisión del racimo, el periodo que ha de trascurrir es de 10-12 meses y una vez aparece el racimo se llevan a cabo tres procesos:

  • Amarre o atado para evitar que se caiga la planta
  • El embolsado consiste en cubrir el racimo con una funda de plástico para protegerlo de insectos y rozaduras
  • El desflorillado se trata de ir quitando una a una la flor femenina que queda al final de cada plátano

El plátano presenta una forma alargada y ligeramente curvada, su piel es gruesa, fácil de pelar y color amarillo. Su pulpa es blanca y carnosa.

Su cree que es originario del sudeste asiático, India y en el Mediterráneo se conoce después de la conquista de los Árabes, allá por el año 650 d.C.

El plátano llega a Canarias en el siglo XV y desde aquí, se lleva a América en 1516

En España, la variedad cultivada tradicionalmente es la Pequeña Enana aunque actualmente se cultivan otras como Gran enana, Brier, Gruesa palmera y Ricasa

Es en las Islas Canarias donde se produce el plátano en España con una 400.000 tonelada lo que supone algo más del 50% de la producción total de la comunidad europea.

En cuanto a su estacionalidad, la recolección del plátano, se mantiene durante todo el año

“A finales de 2013, el Plátano de Canarias recibió el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP) convirtiéndose en el único plátano del mundo que cuenta con este reconocimiento, como un producto único y de calidad”

El plátano es rico en vitaminas: betacaroteno, vitaminas A, B6, vitamina C y acido fólico. Destaca también por su alto contenido en potasio y aporta también otros minerales como magnesio y fósforo.

El plátano tiene un gran poder saciante por su alto aporte de fibra. Se trata de una fruta energética por excelencia, con gran cantidad de nutrientes importantes para nuestro organismo.

El plátano de canarias ofrece un inmejorable sabor y aroma y es muy característico por su inconfundibles pintas negras en la piel. La pulpa ofrece una textura compacta y blanda a la vez.

El plátano es muy fácil de comer y es muy apreciado por su dulzura y sabor. Suele comerse como fruta fresca, en postres o presente en batidos, ensaladas y también en repostería.

En la cocina, suele emplearse frito y caramelizado y puede emplearse para acompañar platos de carne y pescado.

Lo primero que ha de tener en cuenta a la hora de elegir el plátano de Canarias es prestar atención a sus inconfundibles pintas negras en la piel.

Se conserva bien en lugares frescos y secos y ha de evitarse que reciban de forma directa la luz del sol.

El plátano no debe conservarse en el frigorífico ya que ennegrece su piel, alterando su aspecto aunque esto no afecta a sus aportes nutritivos. Un truco para evitar que la piel se oscurezca consiste en envolver el plátano en papel de periódico.

Abrir chat
Powered by