Pera

Las peras están maduras si ceden a la leve presión con el dedo. Al llegar a casa, hay que liberarlas de cualquier bolsa o envoltorio para que puedan respirar y manipularlas con cuidado. Es aconsejable conservarlas en lugar frescos, secos y protegidos de la luz, o bien en la parte menos fría de la nevera.

Descripción

La pera es una de las frutas más sabrosas y suculentas, siempre y cuando se coman en su punto de madurez. Se caracterizan por su suavidad y por una ligera acidez, con un exquisito sabor afrutado y dulce. Dependiendo del grado de madurez, puede ser crujiente, dura o suave y jugosa.

Podemos encontrar peras en nuestros mercados, durante todo el año y puede consumirse tanto fresca como cocinada, según la variedad. La pera es una fruta dulce que aporta vitamina C y E, potasio y fibra.

Si bien se conocen numerosas variedades de peras, solo algunas de ellas, son las que se seleccionan para distribución en los mercados.

Según su forma, existen: la forma de pera común, la de cuello largo y la ovalada casi redonda. Según el color, tenemos peras desde un color marrón tenue hasta el verde brillante con motas marrones, negras, grisáceas o verdes.

Según sus requerimientos de frío para madurar y su momento de consumo se clasifican:

  • Peras de verano: estas son de un color verde claro y amarillo, tienen un sabor dulce y un poco ácido, entre estas, destaca la variedad Williams.
  • Peras de otoño: son muy aromáticas, con un sabor fino y un poco acidulado. Las más conocidas son Pera conferencia comicio.
  • Peras de invierno: son de piel rugosa y más gruesa, su color varia entre el amarillo dorado y marrón, son aromáticas y sabor ácido. La más conocida es la variedad Pasacrana.

Las peras están maduras si ceden a la leve presión con el dedo. Al llegar a casa, hay que liberarlas de cualquier bolsa o envoltorio para que puedan respirar y manipularlas con cuidado. Es aconsejable conservarlas en lugar frescos, secos y protegidos de la luz, o bien en la parte menos fría de la nevera.

Las peras son bastante delicadas. Si no han madurado, las peras deben conservarse a temperatura ambiente, y consumirlas una vez hayan madurado, o bien, pueden conservarse en la nevera  3 o 4 días.

No deben apilarse unas sobre otras ni conservarse en recipientes herméticos y no soportan bien las temperaturas de congelación.

La pera tiene multitud de aplicaciones en la cocina, tanto para su consumo en crudo como cocinada  Las que se emplean para cocinar suelen ser duras, carentes de sabor y de jugo, no ácidas y de larga conservación. Por el contrario, las peras para postre suelen ser jugosas, mantecosas y ácidas, aunque ligeramente dulces y muy aromáticas.

Gran parte de la cosecha de peras se destina a la industria conservera para la elaboración de peras en almíbar, para mermeladas, compotas y zumos.

Abrir chat
Powered by